house sitting experiencia francia

Seguimos sumando experiencias de personas que ya se animaron a ir a vivir y trabajar en Francia. En esta oportunidad tenemos un relato distinto a los que estamos acostumbrados.

Dana y Vicky son dos argentinas que después de haber tenido una experiencia con visa Working Holiday, se animaron a seguir viajando haciendo House Sitting.

En este artículo nos cuentan cómo fue el proceso para postular, qué plataformas eligieron y cuál era su labor en París, la ciudad donde hicieron su primer House Sitting!

Hola, somos Dana y Vicky!

experiencia danayvicky cuatro

Buenas! Cómo están? Somos Dana (@danamendozaa) y Vicky (@vickyvic02), de Buenos Aires, Argentina. Tenemos 28 años, pero toda esta aventura la comenzamos con 27.

Vicky es licenciada en Marketing, y trabajaba en un Banco como oficial de cuentas; y yo, Dana, soy médica veterinaria.

Ambas decidimos renunciar a nuestros trabajos a mitad del 2019 para comenzar nuestra primera visa Working Holiday en Dinamarca. La decisión fue muy fácil de tomar porque teníamos un objetivo claro: ¡queríamos viajar por tiempo indeterminado!

Vivimos y trabajamos en Dinamarca por un año y superó nuestras expectativas. Conocimos gente muy buena onda, mejoramos nuestros hábitos, ahorramos y conocimos varias ciudades de Europa.

House Sitting: una opción post Working Holiday

experiencia danayvicky tres

Todo iba como lo habíamos pensado, pero llegaba el final de nuestra visa y empezamos a hacernos un montón de preguntas. ¿Y si tramitamos la visa de Suecia? ¿Y qué tal la de Alemania? ¿Y si hacemos voluntariados?

Ante esta última pregunta, nos pusimos a investigar. Teníamos la vara alta después de Dinamarca. De esta manera conocimos una forma de viaje que, si bien la habíamos escuchado, nunca la habíamos tenido en cuenta: House Sitting.

¿Qué es House Sitting?

experiencia danayvicky seis

House Sitting es una red para viajeros, que conecta al dueño de una mascota que necesita viajar, con personas dispuestas a cuidar a su casa y a su mascota, mientras él se encuentra de viaje.

Suena un poco difícil, pero no lo es. Con ganas y mucha responsabilidad, se puede llegar a lugares increíbles por meses enteros sin pagar hospedaje.

¿Qué plataforma elegir?

Empezamos a leer blogs, y encontramos varias páginas, pero elegimos dos para aumentar las posibilidades: Nomador y Trusted Housesitters.

Por un valor de menos de USD 90 anual cada una, pudimos acceder a las plataformas y a los anuncios diarios de casas donde necesitaban cuidadores durante sus vacaciones.

Ambas páginas funcionan igual, con la diferencia de que en Nomador hay más publicaciones en Francia, y en Trusted hay más en UK.

Esos eran los países que más nos interesaba conocer y en los cuales no podíamos pagar más de un mes de hospedaje para quedarnos, o sí… Pero nuestros ahorros se terminarían rápido y la idea era viajar por Europa por unos cuatro o seis meses sin trabajar!

¿Cómo comenzar?

Nos creamos un perfil, donde nos describimos lo mejor posible. Elegimos fotos de nuestros viajes, de nuestras mascotas, fotos con nuestros amigos y comenzamos a aplicar a lugares donde sería un sueño estar por varias semanas: Polinesia francesa, Mallorca, Málaga, Niza, Toscana, París, etc.

Al principio nos costó estar contentas con nuestro perfil y mensaje de presentación. Al ver que no éramos elegidas, continuamos mejorando nuestro contenido, ya que a veces un mensaje mal escrito, un perfil mal armado, la falta de referencias o no aplicar entre los primeros aspirantes puede llegar a jugar en contra a la hora de ser aceptados.

Primer House Sitting

¡Pero aun así continuamos, y así fue como después de varios mensajes llegó el primer House Sitting aceptado! ¡Nada más y nada menos que en PARÍS!

Se nos iluminaron los ojos, y empezamos a soñar otra vez. ¡Una abogada francesa, nos eligió para que cuidemos de su increíble departamento junto a su gatita por un mes, a menos de 3 km de la Torre Eiffel! Bailábamos de solo pensarlo.

La comunicación con la dueña de Plume fluyo y fue muy simple. Ella solo nos comentó que su gatita necesitaba compañía un par de horas en el día, pero que no había necesidad de estar todo el día en la casa porque era una gata muy independiente. Lo que nos dejó muy tranquilas, porque queríamos recorrer y conocer bien París.

Nuestra llegada a París

experiencia danayvicky

Llegó el gran día. Aterrizamos en París con millones de miedos, inseguridades y nervios.

Nuestro inglés no era muy bueno, y pensamos que quizás era una traba para vivir esta aventura, pero al llegar a la casa de Plume todo fluyo, hasta nuestro inglés!

Anna, la dueña de Plume, nos recibió como si fuéramos huéspedes de Airbnb! Nos mostró su departamento, nos explicó el funcionamiento de varios electrodomésticos, y nos llevó a dar una vuelta por el barrio, para mostrarnos supermercados, bares, restaurantes.

Tras una hora de charlas y caminatas, nos quedamos solas con Plume, listas para comenzar nuestra experiencia House Sitting.

La rutina de la gatita, era muy simple: comida dos veces al día; agua ad libitum; limpieza diaria de su caja sanitaria y caricias (solo cuando ella quería). A solo unas horas, Plume ya se había adaptado a nosotras, y durante la estadía no tuvimos ningún inconveniente.

Nuestra conclusión

experiencia danayvicky dos

La experiencia House Sitting fue increíble desde el principio. Además de dejarnos una sensación gratificante por haber logrado que todo salga bien, nos dejó muchísimos momentos que van a ser difíciles de olvidar!

Picnic frente a la Torre Eiffel, caminatas por la ribera del Sena, tardes de mates en Jardín de Luxemburgo, cerveza frente a Notre Dame, y miles de sabores nuevos, entre ellos sus quesos y panificados, que realmente fue un placer conocer y probar.

Vivimos un mes en París, solo cubriendo nuestros gastos de súper y salidas. Y allí descubrimos que esto recién estaba empezando, ya que mientras estábamos en París, nos aceptaron desde Chamonix Mont Blanc, por otro mes en los Alpes franceses; pero eso es una experiencia aparte.

¡Anímense! Esta es una hermosa y nueva forma de viajar por el mundo solamente cuidando casas y mascotas ¿Qué más se podría pedir?

Gracias por leernos, Dana y Vicky!

Hasta aquí llegó el relato de Dana y Vicky! ¿Les gustó su experiencia? Esperamos que así haya sido! Y no olviden que ustedes también pueden vivir su propia aventura.

Si se quedaron con ganas de leer sobre otras aventuras, les dejamos la de Paula: “La experiencia de Paula, una chef uruguaya en Francia!”.

Te querés ir a trabajar y viajar por Francia, encontrá toda la info en:

Work and Travel en Francia


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 thoughts on “House Sitting en Francia, la experiencia de Dana y Vicky!